Juegos que no triunfaron: Noviembre Rojo

21 Feb

Llega un día en el que, después de mirarte las reglas y leer alguna reseña por los foros, decides apostar por un juego pensando que podrás sacarlo a mesa a menudo…y resulta que acaba siendo un fiasco y pasa a acumular polvo en el fondo de la estantería. Eso me pasó con este juego, Noviembre Rojo.

Después de ir jugando a juegos como Saboteur, Toma 6,etc.. hasta llegar al Carcassonne, me parecía que ya era momento de probar con algún otro más complejo, que tuviera una mecánica original y una temática divertida… algo que fuera más que ir cambiando cartas o colocando meeples.

El juego, sin lugar a dudas, ofrecía lo que buscaba; y además era cooperativo pero con una pequeña dosis de puteo (la escafandra) y no muy caro (aunque hoy en día por ese precio hay juegos como Pergamon o Santiago de Cuba que ofrecen mucho más!).

El día que decidí jugarlo junto con mis amigos todas esas cualidades que yo le veía se transformaron en lo siguiente:

Sobre la temática

Más o menos, describir el juego puede acabar en una conversación parecida a esta:

A ver, cuéntanos…de que va?
– Pues de unos gnomos…
Aha.
– que están en un submarino a punto de entrar en colapso…
¿Sí?
– y que se emborrachan para atravesar salas en llamas.
Estooo…
– Entonces, tenemos que cooperar para no morir aplastados, asfixiados, que no se lancen unos misiles, etc…. Ah, y también hay un kraken.
Vale. Tú eres un poco friki, no?

Explicando la mecánica del juego

Y a la hora de explicar como se juega:

– Y como se juega?
– Pues es muy ingenioso porque no hay dados, ni turnos prefijados. Todo se basa en el tiempo. Se controla con un contador fantasma que va adelantando al real por el borde del tablero. El que ha gastado menos tiempo es el jugador activo…hasta que adelanta a otro.
– Cómo?
– Sí. Cada jugador dispone de un tiempo, entonces cada acción que realiza va consumiéndolo. Hay una tabla para que veas lo que gasta cada acción…dependiendo si la sala está inundada o no. Pero tienes objetos de te dan bonificación de tiempo.
– Ah…Y que hay que hacer exactamente?
– Pues ir solucionando los diferentes sucesos que van ocurriendo a medida que avanza el tiempo en el submarino. Arreglar escotillas, bombear agua, arreglar el reactor, las bombas de aire…ah, y matar al kraken. Todo eso aguantando los 60 minutos de tiempo que tiene cada gnomo hasta que llega el rescate. Si algún desastre llega al límite , no se soluciona a tiempo un suceso de destrucción o mueren todos los gnomos, asfixiados o quemados, se acaba la partida.
– Vale, puedes sacar ya el Carcassonne?
-Dadle una oportunidad por lo menos, no?

Empezando a jugar

Aquí no os pondré diálogos. Porque después de lo que han soportado, llegados a este punto ya directamente viendo las caras del personal ya se intuye que el juego no acaba de gustar.

De todos modos, otra de las ventajas que le veía, que fuese todo en una cajita tamaño ciudadelas/munchkin también ayudaba a complicarlo un poco. Tablero pequeño lleno de indicadores de desastre, de escotillas atascadas, salas incendiadas/inundadas, contadores fantasma, etc… al final todo es un caos de fichas repartidas por el tablero que no acaba de ser muy legible y no ayuda a organizarse muy bien.

Supongo que la edición revisada que lanzó FFG (a la espera todavía de si Edge decide publicarla en español), con el tablero más grande, reglas revisadas y con cartas en vez de fichas diminutas de objeto, ayuden a llevarlo todo un poco más claro y hagan que este punto sea subsanable.

En definitiva, un juego que prometía mucho en el momento de comprarlo, pero que ostenta el título de ser uno de los pocos juegos a los que no he acabado una partida (tengo más, pero me los guardo para posteriores entradas ;p). Seguramente fue equivocación mía pensar que el juego podía funcionar con el tipo de gente que hay en el grupo, pero esta nueva edición revisada denota que también el juego no era todo lo bueno que cabía imaginarse.

Y vosotros, tenéis algún juego acumulando polvo en la estantería? Comprásteis algún juego y a la hora de sacarlo a mesa no gustó?

Anuncios

2 comentarios to “Juegos que no triunfaron: Noviembre Rojo”

  1. Vicky marzo 30, 2013 a 2:09 pm #

    Desde luego, te parecio tan malo por tus colegas o tus gustos. Nosotros jugamos siete amigos y nos parecio el mejor juego de la historia. Pero claro, parte de la gracia es imaginarselo de verdad, si sois de saboteur es normal que este tipo de juego no sea el vuestro. Yo no soy mucho de juegos y dio la casualidad que probe los dos la misma noche y sin embargo el que no me gusto fue el saboteur. Para gustos los colores. Lo que si estoy de acuerdo es con lo del tablero, podria ser mas grande y no hubiera costado tanto, muchas veces no cabiamos todos en la misma sala. Pero yo no haria los objetos con cartas, tienen mas magia asi.

    Bueno, espero que sirva de algo el comentario 😉

  2. EbaN de Pedralbes septiembre 16, 2014 a 1:54 pm #

    Yo también lo tuve y lo acabe vendiendo porque no veía mesa. Al final valoras el tiempo y la diversión que el juego ofrece, y acabas usando otros juegos con mejor valoración.
    No es un mal juego, pero para el tiempo que necesita y la diversión que ofrece tengo mejores alternativas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s